El camuflaje es una técnica que se usa en la naturaleza para confundir al rival, ya sea presa o depredador, mimetizarse con el entorno y pasar desapercibidos en su escrutinio. Con este concepto claro vamos a analizar los diferentes camuflajes de los uniformes militares para poder elegir el que más nos convenga, ya sea por su utilidad en los campos de juego, versatilidad o simplemente por estética.

Según la confección del patrón de camuflaje podemos dividirlos en dos grandes grupos, BDU y ACU.

BDU: Battle  Dress Uniform

Este tipo de uniforme se emplea desde principios del siglo XX. Su corte no ha variado mucho con los años, manteniendo las solapas en la guerrillera y cerrando los bolsillos con botones (generalmente). El patrón de camuflaje se realiza con “manchas” de diferentes tamaños con la intención de romper la silueta humana. Los colores empleados dependen del tipo elegido ya sea por la zona o por el ejercito al que pertenece.

A continuación os presento los más usuales:

Woodland (boscoso): Es el más popular, el que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un militar. Es la clásica mezcla de distintos marrones y verdes con negro (punto polémico del patrón). Intenta copiar los colores de un bosque frondoso con sus sombras, ramas etc. La experiencia y diversos estudios han demostrado que no es el más efectivo a pesar de su amplia utilización.

Desert 6 colors (desierto 6 colores): Creado por los estadounidenses para Somalía e Irak consta de una combinación de tonos castaños, marrón y negro muy útil para confundirse entre casas de adobe en un ambiente desértico. Fue apodado como Chocolate Chips por su parecido con la masa de galleta típica americana.

Desert (desierto 3 colores): Este es la evolución del anterior, solo consta de castaño, beige y marrón consiguiendo una mejor integración en entornos desérticos.

Tiger (rayas de tigre): Es el mejor en jungla y bosque denso. Desarrollado por EE.UU. para las junglas vietnamitas. Es en estos entornos donde las sombras, el amarillo tenue y el verde oscuro se alternan. El patrón a rayas también tiene un componente psicológico, dado el miedo irracional del hombre al tigre, este camuflaje pretende explotar también esa faceta.

Urban (urbano o de ciudad): el patrón es similar al woodland pero con negro gris y blanco, colores del hormigón, cristal y acero. También es el usado para operaciones nocturnas.

Multicam: Diseñado por el ejercito americano con la intención de sustituir tanto el boscoso como el desértico. Los colores son más claros, el patrón de manchas más pequeño, manteniendo verdes, ocres y beiges.

 

Flecktarn: Diseño alemán, significa “camuflaje manchado”, que usa un patrón
disruptivo, no con grandes manchas como los anteriores, sino con puntos más parecidos a los que harías en tu PC con el Paint. Puede tener 3,4,5 ó 6 colores, aunque el más común es el penúltimo con verde oscuro, verde claro, marrón, negro y naranja muy adecuado para bosques templados. Los puntos difuminan los limites de los colores haciendo más difícil su apreciación.

ACU: Army Combat Uniform

Es el último grito en mimetización. Consiste en un patrón de píxeles pequeños, en comparación con las “gotas” clásicas, distribuidos en diversos grupos llegando a entremezclarse. La principal diferencia, y causa de su mayor efectividad, es que no intenta imitar nada, solo tiene los colores de su entorno y aprovecha un “fallo cerebral”  para pasar inadvertido. Cuando el ser humano pasa la vista por algo que no llega a reconocer pero que es similar al entorno, el cerebro no lo procesa independientemente hasta que no hace un examen más exhaustivo. Esto hace que cuando un soldado ojea a su alrededor no va a reparar en la presencia del camuflado, por lo que resulta altamente efectivo.

Desarrollado por Estados Unidos, compuesto por marrones y verdes claros y grises es un uniforme universal y multifunción adaptándose bien a bosques con claros, zonas rocosas y urbanas, y con ayuda del polvo hasta a desiertos. No es el mejor si lo comparamos con otros con colores más adecuados al entorno, pero si es el más versátil y uno de los mejores para usar en España y otros países del mediterráneo.

El corte de la guerrillear es más moderno y el cuello estilo “Maho” se adapta mejor a los chalecos tácticos actuales además de tener todos sus bolsillos con velcro, sistema de mayor accesibilidad que el típico botón.

Debido a la mayor eficacia de este sistema de “camuflaje digital”, todos los patrones de colores anteriores se han reproducido en él  para otorgarles una mayor eficacia siendo el digital-woodland, digital-desert o digital-urban solo algunos ejemplos.

  

En plena fase de prueba se encuentra el ATCU (All Terrain Combat Uniform) que es una versión 2.0 del ACU. Tomando el concepto de este lo exprime aún más difuminando los píxeles causando mayor “confusión cerebral”, es como si hiciéramos una foto desenfocada al ACU, estando en prueba aún su efectividad.

Fuera de toda clasificación de camuflaje se encuentran los uniformes monocromáticos, usados más por personal que por combatientes, como puede ser el OD (oliva), coyote/tan, gris etc., aunque el típico uniforme negro de SWAT es muy usual entre los airsorfers su utilidad como camuflaje queda fuera de toda discusión.

Espero que os haya servido de ayuda y os facilite la elección de vuestros uniformes. ¡Nos vemos en los campos!.